Inicio » Farmacologia » Las microdosis en Neuroinmunofarmacología Parte III

Las microdosis en Neuroinmunofarmacología Parte III

Para bajar este articulo pulsa aquí:

LAS MICRODOSIS EN NEUROINMUNOFARMACOLOGIA PARTE III

INTRODUCCION

En los anteriores artículos, hemos realizado una introducción al concepto de la dosis en Homeopatía, la farmacodinamia de los Medicamentos Homeopáticos y otros conceptos básicos relacionado con los preparados Homeopáticos según los procedimientos de las farmacopeas internacionales, así como el uso de la nomenclatura utilizada para designar las potencias y diluciones. En esta tercera y última parte describiremos con detalle el uso de las llamadas microdosis, las tendencias actuales para su preparación, nombrar los ensayos clínicos con evidencias, especificamente las realizadas por el mexicano Dr. Eugenio Martínez Bravo (1922-2002)   con el método Homeopático, y la forma de las diluciones simples del medicamento sin el Método Homeopático de la diluciones Decimales y/o Centesimales así como la aplicación de la Sucusión para su potenciación.

Igualmente vamos a promocionar, entre los colegas que han realizado los Diplomados de NIF el uso de los psiconeurofarmacos en Microdosis,  para las diferentes patologías tanto Th1 como Th2, con el método de la Neuroinmunofarmacología al realizar el Balance de los Neurotransmisores, por lo que ya disponemos más de una veintena de estos Psiconeurofarmacos disponibles y preparados en Microdosis los cuales describiremos más adelante así como el lugar donde se pueden adquirir, específicamente en Caracas. Con esto no es que queramos modificar o desvirtuar la NIF, sino más bien, realizar ensayos y demostrar si la aplicación práctica del uso de las Microdosis, reviste importancia clínica en la evolución y mejora de los paciente tratados de esta manera, en relación al método farmacológico de uso normal.

La administración de dos gotas de cualquier medicamento colocadas en el dorso de la lengua después de ser diluidas entre 1000 a 15000 veces menores a las usadas farmacológicamente, puede permitir que las terminaciones nerviosas neurosensoriales hacen que el principio activo llegue rápidamente al hipotálamo, desde donde luego se trasmite a los órganos y tejidos del organismo actuando terapéuticamente. Sin reacciones adversas o secundarias y sin interacciones medicamentosas esta técnica permite administrar varios medicamentos simultáneamente. Por lo que se trata de una auténtica revolución en Medicina.

Para comenzar diremos que el impulsor de los tratamientos de las microdosis fue el Dr. Eugenio Martínez Bravo ( 1922-2002), mexicano, quien siguiendo a su abuelo medico homeópata, en la época de los años setenta, dedico paciencia y esfuerzo a buscar una fórmula donde se aproveche lo mejor de la alopática junto con la homeopatía, trabajando en la Universidad de Zacatecas en México, donde ejercía como profesor donde se dedicaba a recuperar e investigar el uso medicinal de las plantas que usaban en Medicina tradicional. Al principio de su practica el Dr. Martínez atendía a los presos de una prisión cercana, y un día cuando acudió al reclusorio para atender a tres presos que tenían insomnio, solo tenía en su maletín un sedante para atender a uno solo y decidió diluir como lo hacía su abuelo y diluyo el sedante lo agito y se lo administro a razón de dos gotas en el dorso de la lengua y para su sorpresa los tres reclusos durmieron tranquilamente durante esa noche.

Posteriormente el Dr. Martínez siguió su investigación con las plantas autóctonas, en colaboración con los curanderos y chamanes locales, y uso de medicamentos de patente,  acabo con la creación de las microdosis, como un método curativo, sencillo, económico y al alcance de todos, y estos resultados lo presento en el año de 1982 en el Congreso Internacional de Medicina Tradicional que tuvo lugar en Morelos, México, donde de allí paso a Cuba así como a otras naciones del continente Americano, a Europa específicamente a España y a Italia donde se ha comenzado a utilizar con más fuerza.

En el Centro de Desarrollo Integral de Medicina Natural y Tradicional de la Habana Cuba, el Dr. Jorge Ávila Guethon realizo un trabajo Experiencias en el uso de Microdosis de Medicamentos , las cuales comenzó su uso en el año 1995 en el Hospital Comandante Pinares de San Cristóbal en Pinar del Rio, ya que en la isla había una escases dramática de medicamentos. En su trabajo el Dr. Ávila comenta: “Las primeras microdosis que elaboramos fueron de Dipirona, que utilizábamos en el Cuerpo de Guardia como antipirético y analgésico apreciándose buenos resultados. Después incorporamos la Aminofilina para pacientes asmáticos con resultados igualmente favorables.”

Por esa fecha, en el año 1996, le hicimos microdosis de Morfina a numerosos pacientes con neoplasias terminales y esto ocurría así porque los familiares se enteraban de los buenos resultados que obtenían otros con las microdosis. El primero de estos casos, de quien tomamos un ámpula para elaborar las microdosis, era un paciente con una neoplasia de pulmón que consumía 6 ámpulas de morfina de 20 mg diarias. Se le comenzó a administrar 2 gotas de microdosis en la lengua cada cuatro horas y se mantenía asintomático. Después, con el empeoramiento de los síntomas se llegó a administrar la microdosis cada 2 horas durante el día y se inyectaba 20 mg a las 11 PM.

También por esa fecha comenzamos a tutorear una tesis sobre el tratamiento de la Úlcera Péptica con microdosis de Cimetidina, que se terminó en 1998, con un grupo de estudio de 70 pacientes con microdosis y 70 pacientes con placebo”

En suma, aplicar microdosis consiste en dar a los enfermos medicamentos de diversos orígenes -botánico anima) (glándulas y tejidos), hormono concentrados. Fármacos sintéticos (ampollas, jarabes cápsulas, comprimidos) y otras sustancias (neurotransmisores, histamina, serotonina, prostaglandinas, citoquinas, factores de crecimiento, quimioquinas, etc.), pero en cantidades muy pequeñas entre 1 000 y 15 000 veces menores que las utilizadas normalmente.

Ahora bien, las microdosis que se utilizan son muy bajas si se comparan con las dosis utilizadas en la medicina alopática convencional, pero muy altas si se comparan con las utilizadas en Homeopatía Y ese hecho es lo que suscitaría recelos entre los representantes de ambos mundos

Por si fuera poco también el principio de actuación separa el tratamiento con microdosis del homeopático Porque la microdosis se  apoya en el principio de los contrarios -como los fármacos- y sigue los avances de la moderna Biología Celular, de la Bioquímica y de la Farmacocinética respetando los sistemas clásicos de diagnóstico y tratamiento mientras la Homeopatía sigue el principio de lo similar, toma su criterio clínico en la patogenesia, o experimentación pura en humanos,  su acción no es bioquímica, a altas diluciones,  y no se limita sólo al cuerpo sino que influye en las emociones y desequilibrios psicológicos.

En el artículo de Discovery se comenta: “Sin embargo cada vez más médicos entienden que a pesar de lo que dicen los críticos de ambos bandos lo importante es que el método ¡funciona! A principios de este año, por ejemplo, la Comisión de Docencia del Colegio Oficial de Médicos de Valencia (España) no tuvo reparo alguno en incluir en el programa de formación continuada de los médicos un curso bajo el epígrafe Terapias con dosis mínimas: microdosis, entre cuyos profesores estaba el doctor Rafael Torres, presidente de la Sección de Medicina Naturista: Homeopatía y Acupuntura de la organización colegial valenciana , Y desde allí, gracias sobre todo a los esfuerzos del doctor Miguel Quel  Benedicto -médico con formación en Psiquiatría y máster en Medicina Naturista, Homeopatía y Acupuntura- se está extendiendo por toda España a través de exposiciones, conferencias y cursos “El procedimientos sale evidentemente de la farmacología clásica -nos diría  el doctor Quel durante un seminario organizado por la asociación Plural 21 en Barcelona-, Con dosis hasta 15 000 veces menores de las habituales el nivel de la sustancia en sangre no tendría que ser suficiente para obtener efecto terapéutico pero sin embargo lo hay. Debe haber pues algún otro mecanismo de acción que explique por qué es así pero al no estar aún claro cuál hay colegas que rechazan sin mas que puede ser efectivo. Cuando lo mejor que podrían hacer es comprobar personalmente los resultados y luego opinar”

ELABORACION DE LAS MICRODOSIS

El Dr. Ávila nos describe el procedimiento en su trabajo, mencionado anteriormente:

Para preparar las microdosis de fármacos industriales se sugieren los siguientes pasos:

2.-Preparación de una solución madre o solución base:

Del fármaco escogido se toma una cantidad equivalente a la dosis diaria. Si la presentación del producto es en ampollas o bulbos resulta mejor que cuando se trata de tabletas ya que presenta menos sustancias preservantes. Las ampollas se diluyen en 20 ml. de solvente que está compuesto por 10 ml de agua estéril y 10 ml. de alcohol de 90º. La mezcla se envasa en un recipiente de color ámbar y se les realizan de 100 a 200 sucusiones. En la etiqueta se pone el nombre del producto y se rotula como “solución madre”. Cuando se trata de tabletas se procede a su trituración y dilución con el solvente mencionado anteriormente, usando igualmente la dosis diaria promedio del medicamento. Los restantes pasos son similares.

2.-Preparación de las microdosis:

Para prepararlas se utiliza un frasco gotero de color ámbar, donde se echan 7 ml. de agua estéril y 3 ml. de alcohol de 90º y se añaden 6 gotas de la solución madre. Se le realizan a esta mixtura de 100 a 200 sucusiones y se rotula “microdosis del producto”.

La utilización del alcohol, tanto en la solución madre como en las microdosis tiene la función principal de preservarlo y adicionalmente está el hecho de que el alcohol es un disolvente polar. Se pueden hacer soluciones sin alcohol cuando van a tener utilización a corto plazo y se debe tener en cuenta no emplearlo en aquellos medicamentos que puedan inactivarse por el alcohol, se pueden hacer soluciones sin alcohol cuando vayan a utilizarse a muy corto plazo y/o en el caso de niños, ancianos o alcohólicos. Lógicamente no se debe usar tampoco alcohol con aquellos medicamentos que reaccionan negativamente con él (lo que suele indicarse en los prospectos)

La dosis que se administra al paciente será de 2 gotas de la microdosis en el dorso de la lengua con la misma frecuencia que se administraría el producto original, por ejemplo, 3 veces al día o cada 6 horas.

Si utilizamos un gotero que marca 30 gotas por ml, la solución madre tendrá 600 gotas en 20 ml. Para la preparación de la microdosis utilizamos 6 gotas de la solución madre en cada frasco de 10 ml, por lo que con la dosis promedio diaria de un paciente se elaboran 100 frascos de microdosis. Por su parte el frasco de microdosis contiene 300 gotas y administrando 2 gotas 3 veces al día se utilizan 6 gotas por día resultando que el frasco alcanza para 50 días de tratamiento.

Por los cálculos anteriores se llega a la conclusión de que con la dosis promedio diaria de un paciente se obtienen una cantidad de microdosis suficiente para el tratamiento durante 5000 días o lo que es lo mismo, se usa una dosis 5000 veces menor del fármaco.

Las microdosis de plantas medicinales se elaboran tomando como solución madre al extracto fluido previamente elaborado por los procesos farmacológicos habituales y se utilizan diluyendo 10 a 15 gotas del mismo en 10 ml del vehículo hidroalcohólico, realizando igualmente de 100 a 200 sucusiones. Cuando se trata de plantas frescas el proceso consiste en desmenuzarlas hasta llenar ¾ de un recipiente, al que se añaden agua-alcohol a partes iguales hasta sobrepasar ligeramente el volumen del material. Se deja en maceración de 7 a 10 días y se envasa en un frasco ámbar después de filtrado y se rotula como solución madre con el nombre de la planta. Se utilizan de 10 a 20 gotas para elaborar las microdosis, incluso pueden ser más teniendo en cuenta el contenido acuoso de la planta utilizada.

Existen técnicas también para elaborar la solución madre a partir de tejidos animales, como tiroides, testículos, placentas y otros.

La microdosis se utiliza con un criterio alopático, del mismo modo que se utilizan los medicamentos en nuestra medicina occidental clásica. Esto resulta de gran utilidad porque los médicos no necesitan conocimientos especiales ajenos a su formación académica para dispensar las microdosis. Son los mismos medicamentos, solo cambian las dosis.

Con este procedimiento se utiliza siempre 2 gotas en el dorso de la lengua aunque también se puede utilizar en la mucosa oral, nasal o rectal así como sobre la dermis en los puntos de acupuntura Cuando se quiere aumentar la dosis no se aumenta el número de gotas, sino que se aumenta la frecuencia de aplicación de las mismas. En casos agudos u urgencias la frecuencia puede ser cada una hora o menos y se valora la continuación del tratamiento según la respuesta que se obtiene. Así mismo, se pueden utilizar varios medicamentos en microdosis simultáneamente, tal como hacemos con los medicamentos de la farmacología clásica. Según Martínez Bravo pueden darse al paciente hasta 12 microdosis de diferentes productos, Solamente se debe tener en cuenta que entre una microdosis de un tipo y otra debe pasar aproximadamente 2 minutos para favorecer la absorción del fármaco.  A partir de aquí las variaciones se producen en función de la experiencia clínica de cada médico, Los italianos por ejemplo, en contra de lo que piensa la escuela mexicana, no son partidarios de dinamizar y tampoco consideran que la intención -es decir depositar la confianza en la bondad del producto mientras se realiza la dinamización- sirva realmente de algo Nosotros pensamos que si no aporta, tampoco resta.  Una recomendación que inicialmente hacía el Dr. Martínez Bravo era que las microdosis debían ser elaboradas a partir de medicamentos simples y no de formulaciones compuestas donde existieran más de un fármaco. Sin embargo, en sus últimas publicaciones hay algún ejemplo de medicamento compuesto, utilizado con éxito.

La concentración de la microdosis se corresponde con la primera o segunda dilución centesimal de Hahnemman o en un valor entre ambas. En esta concentración sí es mensurable el soluto, hay presencia de la sustancia original de manera medible, titulable, aunque en una cantidad que es tan pequeña que probablemente no se encuentre en la sangre y que está muy lejos de alcanzar la concentración que produzca un efecto terapéutico según los principios de la farmacocinética clásica. Aun cuando la absorción se debe producir en las mucosas evadiendo procesos de inactivación en el tractus digestivo, parece seguro que no se trata de una acción bioquímica farmacológica y que intervienen otros mecanismos.”

ECONOMIA PARA LOS ESTADOS Y  LA FAMILIA

Para hacemos una idea del ahorro económico que los tratamientos con microdosis pueden además suponer tanto para las familias como para los estados digamos que si la base elaborada con la dosis diana de una sustancia contiene 600 gotas en 20 ml y para la preparación de la microdosis utilizamos 6 gotas de la Solución base por cada 10 ml sólo utilizaremos 12 gotas de la misma de los 600 posibles en cada frasco de microdosis.  Si a su vez del frasco de microdosis que contiene también un total de 600 gotas posibles (20 mi) se administran 2 gotas 3 veces al día -por ejemplo- se estarían utilizando 6 gotas por día por lo que el frasco alcanzaría para 100 días de tratamiento.  Siguiendo con estos cálculos, con la dosis promedio diaria de un paciente que tenga que tomar una sustancia tres veces al día se obtiene una cantidad de microdosis suficiente para su tratamiento durante 5 000 días ¿Se imaginan el ahorro? ¿Se imaginan su aplicación en pandemias del tercer mundo”? ¿Y qué decir del ahorro que supondría en fallecimientos y recursos provocados por la iatrogenia que supondría la difusión del empleo de la microdosis, lo que reviste particular interés en los casos de los enfermos polimedicados y ancianos?

DIFICULTAD PARA LA IMPLANTACION DE ESTE SISTEMA

¿Y cuál es entonces el problema para la inmediata implantación del sistema una vez constatada la eficacia terapéutica del método? Las legislaciones muy distintas en países como México o Cuba y en Europa.  “El primer problema con el que nos hemos encontrado para asentar el método -nos diría el doctor Quel- es que todo el trabajo previo se ha efectuado en un contexto cultural distinto al nuestro y a la legislación europea actual. Y el segundo es que no podemos utilizar los productos cuya patente aún está en vigor Así que la solución es utilizar la vía de la fórmula magistral individualizada donde en cada caso se indique claramente la pauta y posología de las microdosis

Sin embargo, no siempre los médicos alópatas encuentran la respuesta en las plantas y confían más en los fármacos ¿Qué hacer entonces? “He estudiado las posibilidades legales de elaborar microdosis con las tinturas base y no hay problema – nos diría Fernando Barrachina responsable de la vocalía de Enfermedades Raras de la Asociación de Farmacéuticos Formulistas y uno de los expertos con mayor experiencia en microdosis- Al menos con los productos fitoterápicos y con los principios químicos de acción e indicación recomendados y libres de patente. El problema lo plantean los medicamentos aún bajo patente. El farmacéutico tiene legalmente prohibido trabajar sobre un producto bajo patente”

Y sin embargo, lo que nadie le puede prohibir a un paciente al que un médico le haya prescrito un fármaco y una microdosis junto a la receta en la que el médico le solicite a este que, mediante fórmula magistral, elabore la microdosis deseada.

MECANISMO DE ACCION

Llegados a este punto debemos decir que es verdad pues que el mecanismo de acción de las microdosis está aún por aclarar pero no es menos cierto que tampoco se conoce el de muchos de los medicamentos que están hoy comercializados.

La psiconeuroendocrinoinmunología, una nueva especialidad o disciplina en el campo de las ciencias médicas, aporta elementos que pudieran explicar por qué estos estímulos al ponerse en contacto con las terminaciones neurosensoriales, producirían una mayor respuesta del organismo. No será una respuesta diferente a la descrita para el medicamento, pues no se producen funciones nuevas sino que son modificadas las ya existentes, es decir se mantiene la acción farmacológica aunque pudiera estar potenciada por este mecanismo, lo cual es mediado por el descubrimiento de los neuropéptidos, que interrelacionan los tres sistemas antes mencionados.

Según el doctor Eugenio Martínez Bravo funciona porque las dos gotas que se instilan en las terminales neurosensoriales de la lengua llevan directamente la información del fármaco -natural o sintético- hasta el hipotálamo desde donde luego se transmite la misma a los órganos y tejidos del cuerpo mediante el sistema nervioso vegetativo.  Es decir sigue una vía directa neurohormonal en lugar de la vía indirecta que implica ingerir los medicamentos y que es la de boca- estómago-duodeno -porta- hígado -circulación general.  En otras palabras es una vía mucho más rápida que evita además que las defensas del organismo actúen contra el fármaco -lo que hace casi siempre ya que se trata en genera! de sustancias ajenas y tóxicas- que es precisamente lo que obliga a que las dosis sean elevadas para conseguir cierta presencia en sangre

Cabe agregar que esta Vía Corta -como llamó el Dr. Martínez Bravo al camino receptores neurosensoriales-hipotálamo- corteza cerebral-sistema neurovegetativo-efectos curativos- podría explicar asimismo por qué es igualmente eficaz la aplicación de microdosis en lugares diferentes a la lengua como es el caso de los puntos de acupuntura.  Como explicaría en el lado opuesto, por qué ciertas sustancias químicas, al actuar sobre terminales nerviosas de la piel o el olfato -a pesar de no ser percibidas-, provocan respuestas orgánicas en forma de síntomas que pueden llegar a ser muy peligrosos (Sensibilidad química Múltiple) No es en cualquier caso la única explicación posible “La hipótesis de Martínez Bravo sobre el mecanismo de acción -nos diría el Dr Quel- no está plenamente demostrada De hecho la eficacia de terapias como la Acupuntura, la Homeopatía, las Flores de Bach, la Magnetoterapia: la Cromoterapia y otras puede residir en algún proceso perteneciente al espectro electromagnético, lo que referiría el mecanismo de acción a la Física Cuántica antes que a la Biofísica”

Debernos añadir que la propuesta del tratamiento con microdosis es tan reciente que obviamente aún no hay grandes estudios científicos en cuatro fases randomizados. a doble ciego realizados en distintos centros hospitalarios con miles de pacientes y publicados en revistas científicas Nadie se ha planteado hacerlo ni ha habido tiempo para ello Pero sí hay suficiente información clínica registrada como para deducir la efectividad de las microdosis “Hay ya miles de casos y decenas de estudios senos, amplios y hospitalarios en Cuba, México y Argentina -nos explicaría el Dr Quel- que arrojan datos generales como para pensar que el método funciona e interesarse por él y  por cierto, todo el trabajo que se ha hecho con la botánica en México habría que hacerlo en España con nuestra Fitoterapia “

En los tratamientos con microdosis no aparecen nuevas vías de administración de los medicamentos sino que se utilizan las conocidas, con sus ventajas y desventajas, respetándose el modo y la acción farmacológica. La explicación de lo postulado por el doctor Martínez Bravo pudiera estar relacionado con la amplificación de la acción farmacológica de la sustancia administrada; en realidad es importante tener presente que este mecanismo neuroendocrino por sí solo no tiene basamento científico, pues entonces no existiría la Farmacología y todos los medicamentos pudieran ser administrados por cualquier vía con independencia de sus componentes y tendrían todos las mismas acciones farmacológicas.

En este sentido quizás el sensacionalismo colmó las bases propuestas por Martínez Bravo,  aun cuando solo se trató de explicar la consecución de un efecto mayor, que no se supo explicitar y que se basó en conceptos de la homeopatía aplicados a la medicina considerada como alopática, lo cual no es posible pues sus bases son totalmente diferentes. Entonces es válido aclarar que la microdosis actúa por los mismos mecanismos postulados por la Farmacología tradicional y que su acción farmacológica estaría potenciada por la participación de los tres sistemas antes mencionados, lo que se relacionó con los efectos que tienen las hormonas en el organismo humano, pues circulan en él en dosis muy pequeñas.

Un ejemplo del uso de la microdosis es una investigación de Guilarte y Zúñiga 3 llevado a cabo en Santiago de Cuba. Un ensayo clínico clasificado como fase III, a doble ciego con 40 personas sanas divididas en cuatro grupos de diez (tratados con agua, vehículo hidroalcohólico, fenobarbital ámpula y fenobarbital microdosis respectivamente), a quienes se les administró dos gotas en la lengua, simultáneamente se les realizó electroencefalograma (EEG). Las conclusiones fueron: en los que recibieron el fenobarbital en microdosis apareció somnolencia a los cinco minutos y se produjeron variaciones en el EEG más notorias que en cualquier otro grupo.   En esta investigación no se encontraron nuevos efectos del fenobarbital sino un efecto superior y más rápido de este medicamento en microdosis, lo cual reafirma lo expuesto con anterioridad.

Veremos si nuestras autoridades sanitarias están por la labor En Cuba, por ejemplo, el auge alcanzado por la medicina alternativa llevó ya a la creación en el Ministerio de Salud Pública del denominado Grupo Nacional de Homeopatía Terapia Floral y Microdosis

TRABAJOS PUBLICADOS

Veamos ahora algunos ejemplos de aplicación práctica Cefaleas  tratadas con microdosis de Ginkgo Biloba es el título del trabajo que han publicado conjuntamente Emilia Travieso Bello -licenciada en Farmacología y diplomada en Medicina Natural y Tradicional- y la doctora Zurama Eloísa Castro -especialista de I Grado en inmunología en la Clínica de Medicina Natural y Tradicional Dr. Mario E Dihigo de Matanzas (Cuba)- Se trata de un estudio con 50 pacientes diagnosticados de cefalea en la consulta de Neurología a los que se aplicaron microdosis de Ginkgo Biloba (3 gotas 3 veces al día durante 6 meses) tomándose como grupo control 90 pacientes de igual procedencia y sintomatología que fueron tratados de forma convencional Pues bien, en el grupo que recibió las microdosis los síntomas empezaron a remitir a los 10 días y los valores de hemoglobina se mantuvieron más altos que en el grupo control Lo que llevaría a los investigadores a afirmar’ “Ha quedado corroborada la efectividad del Ginkgo Biloba en el tratamiento de las cefaleas Se comprueba ampliamente el efecto de las microdosis Se corrobora la ausencia de reacciones colaterales con el uso del compuesto preparado en forma de microdosis La tolerancia y aceptación de las microdosis fue buena por parte de los pacientes El uso de las microdosis mejora tos niveles de hemoglobina en estos pacientes. Ei uso de medicamentos en microdosis reporta un considerable ahorro económico en el tratamiento por el empleo de cantidades ínfimas de sustancia para su elaboración”

La misma Emilia Travieso pero esta vez en colaboración con una neurofisiologa la doctora Ahymee Varela publicó Microdosis de Dipirona. Una nueva propuesta farmacéutica En ese caso fueron tratados 55 pacientes que asistían a la consulta de Medicina Natura! Tradicional padeciendo algias de diversas etiologías Se les aplicó la microdosis de Dipirona en dosis de 3 gotas sublinguales 3 veces al día durante 4 semanas aproximadamente Y el informe final es claro y conciso “Los resultados fueron satisfactorios en la mayoría de los casos con un alto tanto por ciento de pacientes mejorados y recuperados Además esta forma farmacéutica nos permite utilizar la dosis de 24 horas de un paciente para preparar la cantidad de Microdosis necesaria para tratar a 44 pacientes durante 4 semanas lo que representa un ahorro económico del 99,7 % con respecto al tratamiento con tabletas de dicho fármaco”

Veamos ahora un par de ejemplos en afecciones osteomusculares.  Resultado del tratamiento con microdosis de Naproxen en enfermos reumáticos es el título del artículo que escribió la doctora Bárbara Suárez Rodríguez en la Revista Cubana de Reumatología. Y aclaramos para las personas no expertas que Naproxen es un antiinflamatorio no esteroideo “Decidimos realizar un estudio con 32 pacientes que asistieron a nuestra consulta en el primer trimestre del 2001 que no toleraban por uno u otro motivo las dosis habituales de ningún antinflamatorio -se dice en el texto-y utilizamos microdosis de Naproxen encima de la lengua, en vanas dosis al día comprobando que esta vía sensorial hipotálamo-cerebral fue efectiva en el 78.1% de los pacientes”

Asimismo, en el trabajo Efectividad terapéutica de microdosis de Indometacina en la reducción del dolor lumbosacro del doctor Jomo Kenyata More cada grupo de muestra recibió por asignación aleatoria simple una modalidad u otra de tratamiento correspondiendo al grupo experimental la microdosis de Indometacina en dosis de 2 gotas cada 8 horas en las terminaciones nerviosas de la lengua y al grupo de control una tableta de Indometacina 25 mg cada 8 horas por vía oral.  Pues bien, según afirma Jomo Kenyata al hablar de los resultados “el dolor lumbosacro agudo y crónico de origen traumático se eliminó a los dos días de tratamiento con las microdosis de Indometacina.

Hay también estudios que reflejan a través de electrocardiogramas e electroencefalogramas o tensiómetros la rapidez de la respuesta.  Según se recoge por ejemplo en Desarrollo y aplicación clínica  de la microdosis en Cuba (Series monográficas Santiago de Cuba. 1995) a un grupo de enfermos con taquicardia insuficiencia v arritmia en los que estaba indicada la digitalización se les administró Digital en microdosis -12 000 veces menor que la dosis habitual- respondiendo favorablemente a los pocos segundos Algo que se comprobó a través de electrocardiogramas Al tiempo que mejoraban signos y síntomas el trazo eléctrico se regularizaba

Otra muestra de efectos controlados fue un protocolo de investigación para ensayo clínico en Fase III con 40 sujetos sanos según el método doble ciego que fue coordinado por el doctor Guilarte -neurofisiólogo del Hospital infantil Sur (Cuba)- y la doctora A. Zúñiga -coordinadora de la Facultad de Farmacia en la Universidad cíe Oriente de Santiago de Cuba Divididos en cuatro grupos de 10 personas cada una de ellas recibió dos gotas en la lengua de cuatro soluciones diferentes -una de ellas una microdosis de Fenobarbital- y seguidamente se les realizó un electroencefalograma. Los autores del estudio concluyeron que no existió efecto placebo y que los que recibieron el Fenobarbital en microdosis presentaron somnolencia a los 4-5 minutos

Y son sólo unos cuantos ejemplos a fin de cuentas el doctor Martínez Bravo acumuló durante más de 25 años una casuística con decenas de miles de casos en los que se usaron microdosis de plantas medicinales y fármacos lográndose éxito en un gran número de afecciones Desde enfermedades respiratorias como el asma la bronquitis aguda y crónica la amigdalitis, la rinitis y otras hasta infecciones de todo tipo parasitismo intestinal anemia y otras enfermedades hematológicas, patologías del corazón como la insuficiencia cardiaca, la cardiopatía isquémica y la hipertensión arterial pasando por afecciones como ¡as convulsiones, las neurosis, las diversas afecciones de! sistema osteomioarticular (artritis y artrosis), etc. Y es que según quienes trabajan con las microdosis se puede tratar con ellas cualquier patología

“Hay muchísimos médicos en Hispanoamérica y Europa-nos comentaría el Dr. Quel que tienen claro que tas microdosis funcionan en cualquier patología, tanto en intervención quirúrgica como en asma crónica o ambulatoria.  Personalmente siempre elijo primero el tratamiento generalmente aceptado y con el que tengo más experiencia, la alopatía, la microdosis es una oferta que voy haciendo a los pacientes y que curiosamente aceptan muy bien Quizás los campos en los que mejor funciona son los analgésicos, los antibióticos y los medicamentos psicotrópicos Con las microdosis podrían obtenerse resultados similares sin ningún riesgo”.

EXPERIENCIA EN VENEZUELA

Posterior a los Diplomados de Neuroinmunofarmacología,  en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA) 2013, como el culminado recientemente en la Universidad Latinoamericana y del Caribe (ULAC) en el año 2014,  mi persona como Medico Homeópata y otros colegas Hermanos Peña,  con similar actitud, veníamos  gestando la idea del uso de las microdosis en Neuroinmunofarmacología con un criterio Homeopático, así  como las Microdosis  solo diluidas con las reglas del Dr. Martínez Bravo,   aunado a ello, ya que en el país  la situación Política- Económica, es crítica para la adquisición y su carencia en las farmacias,  de los psiconeurofarmacos, igualmente,  el aumento considerado en los costos,  por el control de cambio rígido de nuestro país,  teniendo como consecuencia la aplicación de los  protocolos de tratamientos con fallas y carencias, a pesar de las varias alternativas que se pueden usar para la sustitución de un medicamento por otro,  en los diferentes esquemas tanto de la Hiperactividad Simpática Neural como de la Hiperactividad Simpática Adrenal, comenzamos a realizar ensayos de estos psicofármacos en microdosis con nuestros pacientes.

Los hermanos Peña por iniciativa propia durante el curso del diplomado de NIF, en el año 2014, han estado enviando a la farmacia Hahnemann , algunos psicofármacos y  actualmente disponemos de más de una veintena de ellos, realizados con el método Homeopático con diluciones fijas a la DH3 Hahnemaniana, en gotas de 20 ml, las cuales están a disposición de los Médicos interesados en  Farmacia Hahnemman. Dirección Monroy a Tracabordo Edf. Costa Ferro La Candelaria Caracas. E mail: homeopatialacandelaria@hotmail.com.

Igualmente pueden informarse con la Lic. Morelia, si Uds. Necesitan preparar algún medicamento especial y concertar la elaboración del mismo.

A si mismo están en preparación otros psiconeurofarmacos que ha sido difícil encontrarlo en el mercado farmacéutico venezolano y lo estamos trayendo de países vecinos, esperamos en un breve tiempo tener la disponibilidad de los mismos psicofarmacos preparados sin las reglas Homeopáticos solo diluidos según el Método del Dr.  Eugenio Martinez Bravo,  para así, disponer, para todos los facultativos interesados,  las dos series y  realizar un estudio comparativo con los pacientes y  evaluar la eficacia de  ambas Microdosis,  igualmente exhortamos a los colegas que pueden incorporar otros medicamentos que no aparecen en la lista de uso común en Neuroinmunofarmacología.

LISTA DE MEDICAMENTOS DISPONIBLES DH3

  • 5HTP                              CATAPRESAN                                   DALPAS
  • DHEA                              DOXEPIN                                           JUMEX
  • L-TIROXINA                    LUDIOMIL                                          MEDROL
  • MELATONINA                 PAXIL                                                REMERON
  • SERTRALINA                 SINOGAN                                          SIRDALUD
  • STABLON                      TOPAMAX                 TRIBULUS TERRESTRE
  • TRICCTICO                   TRYODOTIRONINA                           ZIPREXA
  • YOHIMBINA

Para mayor información sobre microdosis pueden bajar un manual pulsando aquí:

FUENTES

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=219

  • Arce Bustabad S. Inmunología clínica y estrés: En busca de la conexión perdida entre el alma y el cuerpo. La Habana: Ecimed; 2007.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Comentarios recientes

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15 seguidores

Neurociencia

El blog de José Ramón Alonso

EL DOCUMENTALISTA AUDIOVISUAL

Diversa información útil sobre documentación audiovisual

Para entender la Neuroinmunología

Balance de Neurotransmisores

Epsilon

Blog Gerencia FATLA

Neuroinmunofarmacología Venezuela

Balance de Neurotransmisores

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: