Inicio » Diplomado NIF » ANÁLISIS Y FARMACODINÁMIA DEL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICOS. LA DOSIS. PARTE II

ANÁLISIS Y FARMACODINÁMIA DEL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICOS. LA DOSIS. PARTE II

PARA BAJAR ESTE DOCUMENTO PULSA AQUÍ

ANÁLISIS Y FARMACODINÁMIA DEL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICOS. LA DOSIS. PARTE II

La ley de similitud

Es la base sobre la que se sustenta la homeopatía, y que nos dice que una misma sustancia tiene distinto efecto si la tomamos a dosis tóxica o en una concentración muy débil. Concretamente, esta ley defiende que el efecto a diferente concentración puede llegar a ser incluso contrario, en dosis tóxica una sustancia nos puede producir fiebre, y esa misma sustancia en dosis muy reducida trataría esa fiebre, como si de un antídoto se tratara.

Lo cierto es que la ley de similitud es una ley biológica universal, y no es solamente propia de la homeopatía ya que también se aplica otras medicinas, como la convencional. Veamos algunos ejemplos:

– Existen algunos medicamentos convencionales que se usan para el tratamiento de las arritmias cardíacas, los cuales llevan como principio activo una sustancia llamada Digitalis. La Digitalis proviene de una planta, cuya intoxicación provoca precisamente arritmias.

– El eléboro blanco, que toxicológicamente provoca diarrea coleriforme, era empleado con éxito en tratamientos del cólera.

– En el ámbito de la alergología o inmunología, se usa corrientemente como agente terapéutico y a pequeñas dosis, la sustancia que provoca la reacción.

– Los derivados del cornezuelo de centeno, provocan toxicológicamente hipotensión, vasodilatación encefálica y cefalea. Estas sustancias se utilizan en dosis más bajas para el tratamiento de cefaleas, jaquecas, trastornos circulatorios cerebrales, etc.

– Las radiaciones a nivel tóxico producen tumores, pero también se usan a dosis controladas para tratarlos (radioterapia).

Por tanto, la Ley que da pie a la disciplina homeopática, no puede ser puesta en entredicho, ya que se utiliza ampliamente en la práctica diaria de la medicina convencional además de la homeopática.

El número de Avogadro

El medicamento en sustancia, químico mineral, biológico, de síntesis, o natural tiene una acción química y farmacológica y una dosis doble hace más efecto que una dosis sola. El medicamento diluido y dinamizado atenuado y potentizado no posee materia ni molécula, sino una energía medicamentosa y ejerce una acción dinámica, física e inmunológica, esto último hasta cierto punto en las diluciones si tomamos en cuenta el llamado número de Avogadro el cual habla de la dilución de un sólido en un líquido.

Veamos lo siguiente: La sal de mesa es un compuesto de 1 átomo de sodio (Na) cuyo peso atómico es 22,99 y 1 átomo de cloro (Cl) de peso atómico 35,45 y una molécula de cloruro de sodio es el peso molecular de 58,45 y un mol de cloruro de sodio es de peso molecular en gramos: 58,45. Esta cantidad   disuelta en un litro de agua forma una solución de concentración estándar llamada solución molar. El conde Amadeo Avogadro (1776-1856) químico y físico italiano, contemporáneo de Samuel Hahnemman, calculo el número de moléculas contenidas en un mol de cualquier sustancia: 6,023 x 10-23   cifra que los químicos y físicos actuales llaman el número de Avogadro, 1 litro de una solución molar de sal contiene 6,0225 x 10-23 moléculas de cloruro de sodio. o lo que es lo mismo 602.300.000.000.000.000.000.000 moléculas .Por lo tanto, un litro de cualquier solución molar contiene ese mismo número de moléculas de la sustancia disuelta.

Ahora bien, se llevas a cabo un sucesión de diluciones de una solución molar de sal, como se efectuá cuando se prepara las diluciones homeopáticas es de suponer que aquellas que se estén más allá del 10-24 del número de Avogadro (10-23) no tendrán moléculas de soluto.

Principios físicos de los métodos terapéuticos

De la actual concepción del mundo que nos proporciona la física resultan tres ámbitos principales por lo que se refiere a la jerarquía de los biosistemas y a su influencia terapéutica:

  • Elementos partículas elementales (dimensiones : 10-23  –  10-35 )à Información
  • Moléculas (dimensiones aproximadas 10-10 – 10-23 ) à Formación
  • Compartimientos celulares, células, tejidos (dimensiones 10-0 – 10-10 ) àForma

Si nos trasladamos al ámbito de los métodos terapéuticos, corresponden:

  • Al Plano de la estructura, medicamentos de sustitución y antídotos de la farmacología convencional, bajas potencias homeopáticas y organotrópicos nativos;
  • Al Plano de la Función, dosis bajas de sustancias químicas, potencias homeopáticas medias, y métodos de la medicina física y de la medicina de la regulación (Métodos bioenergéticos),y
  • Al plano de la información, elementos, partículas elementales, ondas, radiaciones, y altas potencias homeopáticas.

La vida está más influida por las partículas elementales sin masa que por las portadores de materia. Sin fotones desprovistos de masa – que nos trasmitan una imagen óptica del mundo- y sin fuerzas de gravitación, que son las responsables de la adherencia al suelo y de la orientación espacial, no sería posible la vida organizada superior.

Aspectos físicos de los principios terapéuticos

Las ideas sobre el mecanismo de acción de los procedimientos terapéuticos, y en especial de los medicamentos, se han enriquecido a lo largo de los dos últimos siglos con múltiples aportaciones. Paracelso (1493- 1541) hizo de la dosis la medida de la eficacia medicamentosa, una interpretación que sería posteriormente elevada a la categoría de dogma único con el principio de dosis-respuesta o dosis efecto de la farmacología.

El principal defecto de esta simplificación está en la interacción medicamentosa – hombre este último queda excluido. La referencia, introducida posteriormente, a la edad, el peso o la superficie corporal solo consigue remediar esta deficiencia de forma marginal. La relación lineal entre la dosis medicamentosa (= cantidad, intensidad) y el efecto farmacológico es, todavía hoy el principio terapéutico universalmente terapéutico universalmente dominante, incluso aun cuando ha quedado relativizado poco a poco gracias a la experiencia obtenida con los efectos secundarios e interacciones.

El fundados de la Homeopatía Samuel Hahnemman (1755-1843), invirtió en la práctica este dogma mediante su serie de diluciones denominadas potenciación y mostro con su ley de la similitud, que la  misma sustancia ( medicamento) administrada en dosis altas puede actuar como toxico, y con una dosisficacion muy baja (=altas diluciones) como agente curativo contra el mismo toxico.

La ley biológica fundamental de Rudolf Arnt y Hugo Shulz condujo a una diferenciación cuantitativa del efecto en los biosistemas, Este principio completaba las series materiales de diluciones de Hahnemman mediante regularidades de la “concentración” material. El hecho de que los medicamentos – el principio habla de estímulos- administrados en dosis más  bajas tengan un efecto distinto ( y contrario en dosificaciones extremas) al de esos mismos medicamentos administrados a concentraciones o dosis elevadas, quedo reflejado gracias a dicho principio, en un sistema verosímil y acorde con la experiencia medica .

Mediante la dilución Hahnemaniana y la ley biológica de Arndt-Schulz, el principio lineal dosis –efecto quedo relativizado en dos sentidos.

La ley biológica fundamental no incluye dos condiciones importantes relativas al efecto: en primer lugar, la sobrecarga fundamental de estímulos de un organismo y, en segundo lugar, el potencial de reacción individual de dicho organismo, que depende de la constitución, la edad, y de factores medioambientales y propios de cada individuo. La figura ilustra el diferente efecto que provocan intensidades de estímulos (dosis) idénticas con una sobrecarga fundamental distinta, simbolizada por la línea diagonal.

Fig. La ley biológica fundamental de Arndt-Schulz expresa el efecto distinto- e incluso contrario en situaciones extremas- que tienen en un biosistema intensidades de estímulo (dosis) idénticas. El efecto puede ir desde inducción hasta la parálisis del sistema. En caso de parálisis (bloqueo), el sistema debe ser reconocido, en primer lugar, a un nivel de respuesta para que sea capaz de volver a reaccionar.

Ley de Arnold-Schuldt

El medico Homeópata norteamericano Hering situaba en el punto central de su sistematización, conocida como ley de Hering el proceso de curación de las personas sometidas a tratamiento. Según dicho principio, el proceso de curación sigue una dirección concreta: va desde los síntomas espirituales (psíquicos) a los materiales (somáticos), de dentro hacia afuera (sentido centrifugo) y de arriba hacia abajo. De este principio tridimensional se deriva una aproximación a los fenómenos multidimensionales que tienen lugar en los sistemas vivientes.

Ley de Hering

Fig. La ley de Hering: el proceso de curación

Se lleva a cabo siguiendo la dirección: del

Espiritu hacia la materia, de arriba hacia

Abajo y de dentro hacia afuera

Como hemos explicado en la Ley de Similitud, la homeopatía usa sustancias a muy baja concentración como principio activo de sus medicamentos. Si nos fijamos en cualquier producto homeopático, veremos que lleva detrás del nombre un número, por ejemplo 5 CH. Ese número indica la cantidad de veces que se ha diluido el principio activo.

Existen dos sistemas, principales, aunque hay también las diluciones llamadas, 1.000, 10.000. 100.000 y LM (cincuenta milesimal), esta última,    era la que Hahnemman comenzó a utilizar en la 6ta edición del Órganon (Tratado de Lógica), y en los últimos 10 años de su práctica médica en Paris), pues bien, la primera, aquellas diluciones que se abrevian con una X o D que significa potencia de 10, una dilución de una parte en 10 volúmenes y cuya abreviatura química es 10-1 ; se llama 1X o 1D. Una parte de esa primera dilución en 10 volúmenes se convierte en una dilución de una en 100, potencia de cien, simbolizada por 2X o 2D o con el símbolo de 1CH, (Centesimal Hahnemaniana) que sería lo mismo que si utilizamos una parte por 100 de volumen; el siguiente paso sería una dilución en mil: 10 -3  o 3X o 3D. El preparado 10-4   es 4X o 2CH y así sucesivamente. CUALQUIER DILUCION SUPERIOR A 24X o 12C, sobrepasa el número de Avogadro. Este sistema que acabamos de describir es puramente un sistema químico, en las reglas de las Farmacopeas Internacionales Homeopáticas, a cada dilución le corresponde, un método denominado por Hahnemman, “Sucusión” agitando desde la primera y las sucesivas diluciones con una intensidad, fuerza y ritmo uniforme y dándole un golpe en una superficie firme un número de veces (10 para las decimales y 100 para las centesimales).

Tanto en la comunidad Común Europea como en Inglaterra,  el parlamento Europeo emitió una resolución con un lapso de 10 años, a partir del año 1984, que se permitirían las presentación farmacéuticas de los preparados Homeopáticos hasta la 12 C en las centesimales y 23X o 23D para las decimales, si no se descubría el mecanismo de acción farmacológico  por encima  del Numero de Avogadro en ese lapso de tiempo , hoy en día se ha generalizado la producción de los medicamentos Homeopáticos, por todos los Laboratorios Europeos ( Dolisos, Lapascue, LHF, Boiron, Guna, etc.) en diluciones bajas  tanto para las decimales como para las centesimales  que no pasan de 10-D y 7 de la CH, y otras que no sobrepasen de la 12CH,  aunque algunos  de los llamados Nosode son fabricados  a altas diluciones.

Por tanto, TODAS las diluciones menores, como la 4, 5, 7, 9 CH así como las diluciones DH contienen moléculas a nivel químico de la sustancia original en las que no se puede decir que en la preparación homeopática no hay principio activo a nivel químico, porque efectivamente sí que lo hay. Además, estas diluciones son las más usadas pues tratan los síntomas agudos.

Para la comprobación y estudio experimentales del medicamento homeopático se aplican métodos científicos que dependen en gran medida del grado de dilución.

  1. Para drogas, sustancias puras, tinturas madre, primeras dinamizaciones decimales hasta la 23 D (10-23) se emplean métodos químicos y físicos
  2. Para dinamizaciones medianas desde la 24D (10-24) o su equivalente 12 CH hasta la LM y mayores métodos físicos, biológicos y físico-biológicos.

Métodos químicos:

Los conocidos en el análisis corriente de las drogas, para determinar legitimidad o pureza de las drogas.: Ejemplo. Papel cúprico, hidrogeno sulfurado, reactivo de Millon, cromato de potasio, otros métodos analíticos comunes, así los microanálisis y la cromatografía y micro cromatografía

Métodos físicos:

Análisis por espectro capilar de Schoenbiein (1823), Análisis microvolumétrico, análisis espectral infrarrojo, espectrografía de absorción.

Cristalizaciones de Pfeiffer método descrito sucintamente en el Tratado de Medicina Homeopática de F. Xavier Eizayaga 1991. Ed. Marecel

Método Potencio métrico imitado de Beudner.

Métodos biológicos:

Se utilizan en sus estudios organismos simples inferiores como algas y levaduras, organismos más evolucionados como insectos y finamente mamíferos superiores culminando finalmente con el hombre mismo (experimentación pura) en que se han experimentado la mayoría de los medicamentos que constituye nuestra Materia Medica.

LA DOSIS

Definición: llámese dosis la cantidad de medicamento que un enfermo debe ingerir por cada toma y por día para modificar su estado de enfermedad.

Cuando el medicamento en sustancia, se suele calcular también su cantidad por kilogramo de peso o por su concentración en la sangre. En este caso su acción es farmacológica, química, toxica y es natural que mayor cantidad produzca mayor efecto terapéutico.

Los medicamentos dinamizados (homeopáticamente) en cambio, ejerciendo su poder dinámico o energético, es decir, físico, ya no obra por cantidad, puesto que no tiene masa o sustancia (mayor que la 10-23) sino por similitud y grado de dinamización  Esto quiere decir, que actúa cualitativamente y dinámicamente pero no masivamente. Cuando en Homeopatía se emplean Tinturas madres o bajas potencias 1D a 3D hasta 4CH, actúan simultáneamente por similitud y por masa y pueden llegar a ser peligrosa para la salud (Par. 276 del Órganon).

¿Solamente la dosis sigue haciendo que una cosa sea o no veneno? Algo de Toxicología.

El estudio de los efectos tóxicos de los alteradores (disruptores) endocrinos, está poniendo en cuestión las bases mismas de la toxicología. Los DE son agentes químicos que proceden del exterior del organismo (xenobióticos) y pueden actuar como falsas hormonas o interferir con ellas. Más concretamente la OMS define un disruptor endocrino como: Una sustancia exógena, o mezcla de sustancias, que altera las funciones del sistema endocrino y consecuentemente causa efectos adversos para la salud en un organismo intacto o su progenie

Un cambio en el nivel en sangre de una hormona supone “disrupción” cuando el resultado es que la hormona no se libera en el tejido y receptor destino o se libera inadecuadamente. Esta disrupción no se produce siempre, lo hace en función del tipo de receptor, del tipo de célula o tejido y del momento de su ciclo vital. Los DE interactúan con nuestro organismo mediante diferentes mecanismos y producen alteraciones de nuestra función endocrina, que coordina el desarrollo y función de nuestros tejidos. El momento más crítico de esta actuación anómala se produce durante el desarrollo de los seres vivos, en general, y del ser humano en particular, cuando los sistemas son inmaduros. Si se produce durante la diferenciación celular provocará efectos permanentes, cambios en el DNA.

La toxicología moderna, desde que Paracelso acuñó su célebre frase: “Todas las cosas son veneno y nada es inocuo, sólo la dosis hace que una cosa sea veneno”, se basa en el hecho probado de que la magnitud del efecto tóxico depende de la dosis administrada. El problema que presentan los DE es que no siguen este patrón común. Los niveles de acción de las hormonas en el organismo son muy bajos y, según parece, los DE sólo actúan como hormonas a dosis muy bajas. A dosis más altas no producen sus efectos característicos, como ocurre también con algunos medicamentos y como muestra la fotografía, presentada en el trabajo de Pete Myers, Ph.D., y Wendy Hessler. Esto significa, por otra parte, que como toda la reglamentación actual sobre sustancias, biosidas, cosméticos y alimentos está diseñada de acuerdo al principio paracélsico, se ensayan a unas dosis que no permiten descubrir este tipo de efectos y, realmente, no sabemos todo lo que nos hemos dejado atrás.

Mientras que la exposición en el útero a 100 ppb del medicamento Estrogénico dietilestilbestrol (DES) hace que los ratones adultos sean flacos, la exposición a una cantidad mucho menor, 1 ppb, provoca un obesidad grotesca. La fotografía compara un animal de control (izda) con un animal expuesto a una cantidad muy pequeña de DES (dcha).

Con motivo del estudio de estos efectos, la toxicología se enfrenta, hoy día, a uno de sus más difíciles retos: el estudio de los efectos tóxicos a bajas dosis. Y si lo relacionamos con la farmacología el estudio de los efectos benéficos a bajas dosis. Y no es que las bajas dosis estuvieran al margen de la investigación toxicológica hasta ahora, sino que no ha sido nada habitual la investigación de efectos por debajo de las dosis utilizadas normalmente en los estudios toxicológicos y farmacológicos , es decir por debajo del NOAEL (No Observed Adverse Effect Level).

 

En la figura, en la parte de la derecha, se muestra una curva dosis-respuesta de una sustancia, obtenida según los principios toxicológicos, que guían los ensayos realizados de acuerdo con el Reglamento CLP(acrónimo de clasificación, etiquetado y envasado de sus siglas en inglés) y que permite obtener los parámetros toxicológicos más representativos NOAEL, BMD, LD50, LD50, T25, BMD(L)10, etc. http://buscatox.com/05pub/Glosario%20terminos%20toxicologicos%20toxicologia%20Repetto.pdf

A partir de estos parámetros se obtendrán los VLA, DNEL o DMEL. En la parte de la izquierda, de la misma figura, se muestra el resultado de un ensayo realizado con la misma sustancia a bajas dosis, por debajo del NOAEL( nivel sin efecto observable en inglés) , que provocó una respuesta (actividad androgénica) no observada a dosis más elevadas, por encima del NOAEL.

Otra observación que puede hacerse en la misma figura es que la curva dosis-respuesta no sigue un patrón habitual. En toxicología clásica, la determinación de la cantidad de un compuesto, llamada dosis, que produce una respuesta, por lo general algún tipo de efecto sobre la salud, es ardua y consume mucho tiempo. Para entender cómo están relacionados dosis y efectos, los toxicólogos exponen a los animales, tejidos o células a cantidades variables de los agentes objeto de estudio. A continuación, examinan cómo responde el individuo a la exposición. Los resultados de los ensayos se plasman en curvas dosis-respuesta. Estas curvas muestran siempre una relación monotónica, cuando aumenta la dosis también lo hace el efecto y, recíprocamente, cuando disminuye se reduce el efecto. Las relaciones o curvas monotónicas pueden ser lineales, o no, pero su pendiente siempre será positiva.

El tipo de efectos observados, se manifiestan con mayor probabilidad o mayor potencia a altas dosis y sus relaciones dosis-respuesta siguen una función monotónica. Esto significa también que los ensayos a altas dosis se manifestarán más rápido y con mayor fiabilidad. Sin embargo, algunas sustancias como ciertos medicamentos y los DE no se comportan de esta manera, por el contrario, presentan curvas no monotónicas, la pendiente en alguna zona del intervalo de dosis es negativa, es decir la respuesta disminuye a medida que aumenta la dosis. Las curvas no monotónicas pueden tener forma de “U” o de “U” invertida. Las hormonas presentan este comportamiento. Y según el trabajo “Hormones and Endocrine-Disrupting Chemicals: Low-Dose Effects and Nonmonotonic Dose Responses”, publicado en marzo de 2012 en Endocrine Reviews, cuando existen curvas dosis-respuesta no monotónicas, los efectos observados a bajas dosis no pueden predecirse a partir de los efectos a altas dosis.

Otra cuestión que queda por resolver es que la comunidad científica, toxicólogos y endocrinólogos, se ponga de acuerdo sobre lo que se considera efecto adverso a baja dosis. Esto es necesario para determinar cuando existe evidencia epidemiológica del efecto adverso, tal que relación de sexos, peso del útero, comportamiento sexual, etc.

Los efectos sobre los seres vivos de los Disruptores hormonales

Los posibles efectos de estas sustancias sobre los seres vivos son múltiples, comprenden daños al sistema reproductor: cáncer de ovarios y testículos, disminución de la calidad del semen, reducción de la fecundidad; daños congénitos; daños en órganos hormono-dependientes: cáncer de mama, de próstata, de testículos y de tiroides; alteraciones metabólicas y trastornos del sistema neuro-inmunológico.

“Se sabe, también, que del momento y duración de la exposición, depende la gravedad de sus efectos, principalmente peligrosa durante el embarazo, lactancia, infancia y pubertad. Los efectos son distintos sobre el embrión, el feto, el organismo perinatal o el adulto y si actúan durante un periodo crítico, como por ejemplo en los primeros estadios de la vida, caracterizados por una rápida diferenciación celular y organogénesis, producen lesiones irreversibles”, sostuvo la experta Marieta Fernández, profesora de la Universidad de Granada, durante un seminario organizado por ISTAS sobre estos tóxicos, realizado en Madrid el pasado 28 de noviembre. Los efectos de los disruptores, agregó, pueden aparecer no inmediatamente después de la exposición y las consecuencias “se manifiestan con mayor frecuencia en la progenie que en el progenitor expuesto”. La bioacumulación de disruptores endocrinos ambientales o “xenobióticos”, puede ser la causa de diversas enfermedades en el hombre aún por determinar, añadió.

El futuro escenario regulador de los DE

Los disruptores endocrinos son en general sustancias químicas que se incorporan tanto a cosméticos como pesticidas. Suelen ser componentes relativamente fáciles de sustituir o eliminar. Los más frecuentes son parabenos, bisfenol A y ftalatos.

La Comisión Europea, que cuenta con un panel de expertos, “ED Expert Advisory Group-EAG” sobre disruptores endocrinos, dentro de la Estrategia sobre DE, adoptará criterios científicos para la determinación de las propiedades de los DE antes del 13 de diciembre 2013 en las legislaciones sobre Plaguicidas y sobre Biosidas. Antes, el1 de junio de 2013, la CE realizará una revisión del artículo 138 del REACH para decidir si se toman en cuenta los últimos conocimientos científicos para ampliar el ámbito de artículo 60 (3) para sustancias identificadas según el artículo 57 (f) como poseedoras de propiedades de disrupción endocrina. Como consecuencia de esta revisión la CE podrá presentar iniciativas legislativas.

Finalmente, si la comunidad científica acuerda criterios para identificar a las sustancias con propiedades de disrupción endocrina, a más tardar el 11 de enero de 2015, la CE revisará la legislación sobre Cosméticos.

Más información sobre los DE en las presentaciones del reciente taller ‘Low Dose Effects and Non-Monotonic Dose Responses for Endocrine Active Chemicals’, realizado en Berlin, el 12 de setiembre pasado.

Otro aspecto a considerar en la dosis seria la nanotecnología en las terapias farmacológicas, por lo cual pueden consultar el artículo: Nanotecnología en la terapia farmacológica           

La humanidad está frente a un momento histórico en el desarrollo de la ciencia. Muchos autores afirman que la Nanotecnología es la tecnología más importante que va a desarrollar el ser humano en los próximos años, particularmente en la medicina del futuro. Actualmente, en la Farmacoterapia ya tiene aplicaciones en los protocolos clínicos actuales, especialmente en Oncología. Su desarrollo exige que se convierta en un tema de discusión entre toda la comunidad relacionada con la salud.

La Nanotecnología fue originalmente definida como “la creación de materiales, dispositivos y sistemas usados para manipular materia que se presenta en una escala entre 1 y 100 nm”. Como las aplicaciones nanotecnológicas en el campo de la ciencia médica se han expandido rápidamente hacia múltiples direcciones en los últimos 10 años, esta definición ha sido ampliada últimamente.

Así, hoy se reconocen características que necesariamente deben ser identificadas en una herramienta para que pueda ser clasificada como nanotecnológica. El dispositivo tiene que ser manométrico y debe estar realizado por la mano del hombre; sus propiedades deben ser aquellas que sólo se presentan en dimensiones nanoscópicas y su comportamiento tiene que ser predecible a través de apropiados modelos matemáticos.

COMO ACTUA FARMACOLOGICAMENTE EL MEDICAMENTO HOMEOPATICO A BAJAS POTENCIAS

El medicamento convencional repone (p. ej., insulina, hormonas,…), bloquea receptores (p. ej., antihistamínicos, estabilizadores de los mastocitos,…), bloquea enzimas (AINE), recapta mediadores (ISRS)… Todas estas acciones terapéuticas tienen un aspecto en común: el medicamento anula los mecanismos reguladores del sistema de autorregulación. También comparten otro aspecto: la absorción es tal que ya no es posible ninguna autorregulación. El sistema se torna rígido y desregula otros sistemas que dependen de él.

La mayoría de los componentes que se utilizan en los medicamentos homeopáticos proceden de los reinos: vegetal, animal y Además de eso se utilizan minerales e incluso medicamentos de síntesis, alopáticos, y productos biológico (bioterápicos) tanto naturales: saliva, sudor, orine, etc., como patológicos o llamados Nosodes como pus, secreciones patológicos, etc.  Igualmente aquí también podemos encontrar bacterias, virus y hongos.

Con respecto a los medicamentos homeopáticos que presenten componentes proteicos, ya sea vegetales o animales estos van a producir en el organismo una reacción inmunológica, a bajas dosis (potencias homeopáticas decimales y centesimales) que se conoce en con el nombre reacción de Asistencia Inmunológica  ( Bystander reaction) la cual ocurre normalmente cuando se incrementa  el proceso inflamatorio donde se liberan una gran cantidad de mediadores de la inflamación   tanto a nivel local como a nivel sistémico. Mediante la medicación homeopática de bajas potencias, específicamente las decimales de D1 a D14, se pueden inducir estas mismas condiciones a través de una reacción inmunológica de tipo asistido. Dr. Harmut Haine(*) denomina esta reacción inducida, como reacción de asistencia inmunológica. Descrita con detalle en la Homotoxicología de Hans Heinrich Reckeweg (1905-1985).  En esas concentraciones, se pueden desarrollar clones de los linfocitos reguladores (conocidos bajo la sigla TH3) generado por un efecto antigénico de baja dosis mediante el uso de fragmentos de proteínas provenientes del medicamento homeopático.

Los macrófagos desencadenan la formación de estos segmentos de proteínas conocidos como ” motivos”

Al introducir un medicamento homeopático que contenga proteínas vegetales y animales a baja potencia (tales como Nosodes, etc.) los macrófagos vigilantes digieren una parte en forma lisosomal dejando pocos residuos (figura anterior), los que son devueltos en forma de aminoácidos de cadenas cortas, los que a su vez se unen a los ” complejos mayor de histocompatibilidad” (MHC) de la membrana celular.

Estos elementos (motivos) son reconocidos por los linfocitos T migradores, los que los recogen y los unen a sus propios receptores, constituyendo este proceso, toda una señal para transformarse en “Linfocitos reguladores o células Th3”

Macrófago >segmentos de proteína = MOTIVOS + Linfocito >Linfocito TH3

Estas células Th3 migran hacia los ganglios linfáticos y se multiplican generando clones que a su vez llegan a todos los tejidos

Linfocito TH3 > ganglio linfático > genera clones de TH3

El reconocimiento entre los linfocitos reguladores y proinflamatorios, se produce por el principio de similitud biomolecular, es decir por la semejanza entre el “motivo” y el antígeno, unido a la membrana.

Cuando esto se produce, las células Th3 comienzan a liberar diferentes sustancias tales como citoquina antiinflamatoria, interleucina 4 y 10 que refuerza a la anterior

La citoquina antinflamatoria se conoce como Factor de crecimiento transformante beta. (TGF-B).

Por lo tanto, la medicina homeopática a través de sus medicamentos es capaz de devolverle al tejido inflamado con exceso de fibrolísis, el equilibrio entre Fibrogénesis y fibrolísis, deteniendo con ello, el proceso inflamatorio e incluso otras trastornos de tipo sistémico

La reacción de asistencia inmunológica forma un principio cerrado de la medicina homeopática, lo que la diferencia de todo otro tipo de terapia.

En cuanto a las reacciones de los medicamentos homeopáticos sin contenido proteico o fracciones de los mismos, la reacción farmacológica seguiría los mismos principios farmacológicos  de los receptores y la señalización (transducción y vía (intercomunicación) de la señal o Cross talk), de moléculas agonistas y antagonistas  y de los acoplamientos entre el receptores  y efectores, sus efectos de estimulación o inhibición, y finalmente  con sus respuestas variadas y sofisticadas, como ejemplos:  con la entrada o salida de iones por los canales iónicos , que alteran el potencial transmembrana o modulan las reacciones bioquímicas intracelulares.

Fuentes:

.-Tratado de Medicina Homeopática. Eizayaga F. Marecel Buenos Aires 1991

.-Farmacología ilustrada Netter Elseiver Masson. España 2008

.-Medicina Antihomotóxica V1, F. Schmid y otros.  Aurelia-Verlag Baden Baden 2004

 


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Comentarios recientes

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15 seguidores

Neurociencia

El blog de José Ramón Alonso

EL DOCUMENTALISTA AUDIOVISUAL

Diversa información útil sobre documentación audiovisual

Para entender la Neuroinmunología

Balance de Neurotransmisores

Epsilon

Blog Gerencia FATLA

Neuroinmunofarmacología Venezuela

Balance de Neurotransmisores

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: